Mochi matcha mousse

Mochi matcha mousse – pastelitos de arroz rellenos de mousse de té verde

– Ingredientes:
250g de harina de arroz glutinoso
100g de azúcar
300 ml de agua
Almidón de patata (katakuriko) o maizena
6g de té verde matcha o colorante verde (opcional)

Para la mousse:
15g de té verde en polvo matcha
12g de gelatina en polvo
150ml de leche
2 huevos
80g de azúcar
200ml de nata para montar (+35%grasa) o crema doble (+48%grasa)

– Elaboración:
1. Primero prepararemos la mousse, diluye la gelatina en polvo en media taza de agua caliente y deja enfriar.
2. Calienta un poco la leche y diluye bien el té verde con un batidor de mano o un chasen, deja enfriar también.
3. Separa las claras de las yemas y blanquea las yemas con la mitad del azúcar, bate bien hasta que el azúcar se diluya. Reserva las claras.
4. Mezcla la leche con matcha en la mezcla de las yemas, añade también la gelatina. Reserva.
5. Bate la nata hasta montarla sin que esté demasiado firme, un entremedio. Agrega poco a poco a la mezcla anterior y con movimientos suaves.
6. Bate las claras a punto de nieve con el resto del azúcar, cuando estén bien firmes mezcla poco a poco en la mezcla anterior, también suavemente. Reserva en la nevera un mínimo de tres horas o hasta que esté bien firme.
7. Para hacer la masa de mochi, primero diluye el té verde matcha en un poco de el agua para la masa, será más fácil si la calientas un poco, deja enfriar y reserva.
8. Pon la harina y el azúcar en un tazón resistente al calor y mezcla bien. Añade el agua y el agua con matcha poco a poco y mezcla bien.
9. Cubre el tazón con papel film transparente y cocínalo durante 2 minutos en el microondas. Mezcla la masa. Caliéntalo de nuevo en el microondas 2 minutos más. Mezcla la masa de mochi de nuevo rápidamente. Si la superficie es brillante y un poco translúcida ya está lista,si no, cocínalo 2 minutos más.
10. Espolvorea un poco de katakuriko o maizena en una mesa de trabajo plana y limpia. También, espolvoréate las manos. Saca el mochi caliente del tazón a la mesa con una espátula, vigila porque el mochi estará caliente y pegajoso. Espolvorea la masa con más katakuriko por encima y espárcelo un poco hasta que deje de ser tan pegajoso.
11Aplana la masa hasta dejarla fina.
12. Córtala en unas 12 porciones, retira el sobrante de harina con un pincel y resérvalo en la nevera por lo menos media hora para que se enfríe.
13. Coloca cada oblea de mochi sobre un molde o un pequeño bol, con un papel film debajo, de forma que quede en forma de cuenco.
14. Saca el mousse de la nevera, coloca una bola de mousse sobre la masa mochi ayudándote con un cucharón o cuchara para helado, cierra la masa mochi alrededor de la bola de helado. Ayúdate con más katakuriko si hace falta. Cierra bien el papel film y guárdalo en la nevera dentro del mismo molde o flanera un rato para que se vuelva a enfriar, lo ideal es que esté una o dos horas más para que coja firmeza de nuevo.

Nota: Para 12-13 mochis. Puedes espolvorear un poco de té verde matcha por encima si lo deseas o te gusta con sabor a matcha más intenso.